Momentos para recordar

Una sesión fotográfica tiene que ser una experiencia divertida, así cuando veamos las imágenes recordaremos con una sonrisa todos esos momentos vividos. Porque las fotografías son recuerdos tangibles.

Preparemos la jornada de unas dos horas para que todo salga perfecto: el lugar, la ropa, los horarios… tan solo quedará pasarlo en grande. Os propondré lugares, juegos, actividades, pero también estoy abierta a vuestras ideas.

 

¿Te animas?  – contacto